PALABRAS AL VIENTO

PicsArt_1490470774999

Dicen que estoy loco porque a veces charlo con el viento, pero es que me dice cosas que me llegan tan adentro…

Me susurra cosas que despiertan en mi tanto sentimiento.

Ay aire de mis adentros, tu que has hecho que quiera que se pare el tiempo. Sóplame un vez más y hazme volar al firmamento.

 

MI NUEVO MUNDO

picsart_1483558462596

Te posaste sobre mí.

Y sin darme cuenta te convertiste en mi nuevo mundo.

Y supe que tu y solamente tú ibas a ser el sol de todas mis mañanas, mi paraguas en días de tormenta y la mejor de las compañías.

¿Qué tendrás?, que haces que me pierda en tu mirada y viaje allá donde las estrellas no llegan, allá donde siempre se comen perdices.

CORAZÓN DE RUBIK

picsart_1486835542365

Se fue sin mirar atrás, dejando la esencia de mi ser enredada en mil colores.

Era tal el desorden que había causado que por más que lo intentaba no conseguía juntar las piezas de este puzzle de emociones inacabado.

¡Ay matemática del amor!

¿Cuando vas a traerme la combinación que me haga volver a latir?

Latir de emoción, de amor y sobre todo de ti.

 

ON OFF

picsart_1483564613759

Y te paseas por la balanza de las chispas, encendiendo mis sonrisas.

Tú, que haces que las noches se vuelvan claras, que conviertes la penumbra de la tristeza en destellos de felicidad, que enciendes velas en días de tormenta.

Equilibrista de mi vida. Júrame por dios, que te quedaras ahí. Júrame, que nunca vas a apagarme.

EL HILO ROJO

picsart_1477999524291

Tan cercanos como las estrellas del cielo, que se han acercado pero jamás se han juntado.

Tan cercanos como dos líneas, que se han cruzado pero nunca se han tocado.

Tan cercanos como la noche y el ocaso, que se han perseguido pero nunca lo han conseguido.

¿A caso estaremos destinados a estar separados?

 

 

SONRISA

picsart_1475696787495

Y sonrió.

Y entonces juré que convertiría su sonrisa en mil amaneceres.

Y entonces juré, ser, estar y parecer en cada forma que ella quisiera. En cada forma que ella deseara. Solo por verla sonreír otra vez, pues por esa sonrisa suya, daría mi vida y la perdería.

Y entonces jure que sí ella era yo era. Y reí, pues nada me hacía tan feliz y tan frágil como ser aquello que su sonrisa dibujaba.